Intenso en nariz, frutal, tanicidad dulce, con estructura…

Al pasar el vino al decantador para su oxigenación fluye denso, apuntando a un carácter graso, glicérido. Del decantador emergen unos muy marcados aromas lácticos. Servido en copa, el vino se muestra brillante, muy pulido, con un hermoso color cereza picota, con buena capa y la lágrima que hacía prever la forma de fluir en el decantador.

La nariz es intensa. Las notas lácticas iniciales se convierten con el movimiento en copa en goloso aroma de caramelos de café con leche. Las notas frutales rojas (que sugieren algo distinto al tempranillo, con la que se supone que está elaborado) son compotadas, algo pasificadas, como de añada cálida. Emergen ahora especias (pimientas) y las notas ahumadas, casi de tabaco.

Al ponerlo en boca ofrece una entrada untuosa, de buena tanicidad dulce como de cepas de edad provecta, con sensación de vino bien armado, de buena estructura. Al final de la boca aparece una astringencia que lleva a pensar que, quizás, un puntito más de acidez lo habría convertido en un vino sublime. En el retrogusto las especias y los humos se encaramen sobre el tofé y las frutas rojas en un final largo en el que se intuye una aún mayor persistencia en añadas más frescas.

Bodega Abel Mendoza Monge

San Vicente de la Sonsierra (La Rioja)

DOC Rioja

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

4 Comentarios a “Abel Mendoza Selección Personal 2011 (Rioja)”