Cuando ser especial consiste en ser pequeño

Eduardo Monge es el alma de esta pequeña bodega de San Vicente de la Sonsierra (La Rioja), Viña Ane, en la que desde hace 10 años cría vinos tintos y blancos con la sabiduría que ha aprendido de los mejores. Ligado al mundo del vino desde pequeño, primero con su padre, viticultor, y luego, durante 25 años como transportista de vino de varias bodegas de La DOC Rioja, la idea de elaborar un vino propio siempre le había atraído. Era un sueño que compartía con muchos de su generación. A los 41 años vio por primera vez la posibilidad de conseguirlo. Fue en 2003 cuando la oportunidad surgió en forma de herencia. Su padre decidió retirarse y dejar las viñas a sus hijos. Eduardo eligió las viñas más difíciles de cuidar, pero también sabía que eran las más singulares, las que habían sido apreciadas por expertos bodegueros. Situadas a mas altitud que la mayoría de las viñas, la uva que recolecta se diferencia de la que nace a menos altura, en que su maduración es más lenta y discontinua. Este tipo de fruto aporta al vino más acidez y hace que tenga más cuerpo y sea más potente.

Eduardo tenía las viñas. Estaba decidido a dar un nuevo rumbo a su vida…

Eduardo tenía las viñas. Estaba decidido a dar un nuevo rumbo a su vida y dejar la rutina del transporte, aunque suponía empezar desde cero. El siguiente paso era encontrar un terreno para levantar la bodega. El sueño nunca abandonado estaba al alcance de la mano. Con el apoyo de su familia, que siempre creyó en su proyecto, tomó impulso y tras dos intentos fallidos en la compra de un terreno, adquirió un solar con dos viñas centenarias (plantadas en 1900, año de la filoxera en Francia), que se han convertido en el tesoro más preciado de Viña Ane. El proyecto, aunque modesto era importante, y vinieron las dificultades que sorteó de la mejor manera posible. Con mucha dedicación y mimo se concentró en elaborar vino. Se rodeó de los mejores consejeros, enólogos y bodegueros amigos que le fueron desentrañando las mañas y buen hacer en la elaboración de un buen vino de Rioja. Y lo obtuvo, porque en la primera añada de Viña Ane Vendimia Seleccionada 2004 le dieron el Primer Premio entre 80 vinos de Rioja al “Caldo más innovador de La Rioja, País Vasco y Navarra”.

… en la primera añada le dieron el Primer Premio entre 80 vinos de Rioja al “Caldo más innovador de La Rioja, País Vasco y Navarra”

Con esto ya lo tenía todo. Viñas, bodega y el reconocimiento de que era capaz de sacar un buen vino de Rioja. Desde entonces no deja de experimentar con las viñas para conseguir hacer algo diferente. Es lo que más le gusta. Probar, innovar, investigar…, es como ha elegido vivir este negocio. No quiere crecer, prefiere mejorar sobre producciones pequeñas. Le permite mimarlas más. Quiere dedicarse a sacar lo mejor de cada viña e intentar hacer vinos cada vez más singulares. Dice Eduardo que los premios se le pasan enseguida y, en cambio, las malas críticas le rondan la cabeza sin cesar. Hacen que busque el posible error y así perfeccionar. Es el camino que quiere seguir y, aunque recibe felicitaciones por sus vinos, no se pierde en la autocomplacencia. No oculta, sin embargo, su orgullo al recordar cuando en 2008 Viña Ane Vendimia Seleccionada fue el vino elegido en una extensa cata para la comida que anualmente se celebra en Madrid para otorgar el Premio Anual a la Amistad Hispano-Francesa. Ágape al que acuden aproximadamente 600 personalidades de la política, la cultura y el deporte de Francia y España. En aquella ocasión el rey Don Juan Carlos presidía el evento.

En aquella ocasión el Rey Don Juan Carlos presidía el evento

Eduardo, en su particular aventura, se ha convertido en un experimentado viticultor. En los viñedos trabaja como un cirujano. Poda dejando pocos pulgares. Vendimia en julio o agosto en verde y luego lo vuelve hacer a principios de septiembre. De esta manera obtiene las mejores uvas y la producción justa. Le gusta hacer sufrir a la cepa pero sólo lo necesario y abonarla muy poco, siempre con abono orgánico. Sabe que el buen vino comienza en la viña y examina la maduración del fruto día a día. Elabora tres vinos tintos, Viña Ane-Viña Seleccionada / Viña Ane-Autor / Laberinto y, un vino blanco, Viña Ane-Centenaria. Todos se degustan ya en el exterior, en China y en Suecia.

VIÑA ANE
Bodega Del Monge-Garbati.
San Viciente de la Sonsierra (La Rioja)
DOC Rioja

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.